Spānija Latvija: Šis blogs ir veltīts Latvijai un Spānijai, tāpēc raksti par Latviju lasāmi spāniski, bet raksti par Spāniju latviski. Blogā var atrast sākot ar receptēm līdz ceļojumu aprakstiem, tradīcijām un vienkārši interesantām lietām.

España Letonia: Este blog se dedica a Letonia y España por eso los artículos de Letonia están en español y los artículos de España en letón. ¡Descubre Letonia en este blog!

2 ago. 2014

Las tradiciones antiguas de la boda letona – Senlatviešu kāzu tradīcijas


Hoy en día hemos conservado algunas de las tradiciones antiguas de la boda letona y para entender mejor como celebramos la boda hoy, nos vendría bien conocer su historia.

Antiguamente la boda duraba al menos tres días. Además solía empezar la celebración de la boda los martes o los jueves porque no se podía casar en domingo, ya que era un día de descanso.

Hace mucho tiempo no había una boda en el sentido en el que la conocemos hoy porque el novio robaba la novia a su familia llevándosela a su casa, muchas veces muy lejana. La familia de la novia no la veía hasta unos años después cuando ya tenía hijos, pero entonces ella ya no quería volver.

Luego comenzó la tradición de la compra de la novia cuando el novio iba a visitar a la familia de la novia ofreciéndoles dinero por haberla criado y educado,  también por la pérdida de una ayuda en los trabajos de casa y campo, y por el ajuar que ella había hecho.

En las tradiciones antiguas si la novia aceptaba casarse, en ese mismo momento se intercambiaban las alianzas. El novio como señal de sus buenas intenciones regalaba dinero. A veces la novia después de la pedida se iba de casa de sus padres para vivir con el futuro marido. La boda la celebraban en otoño cuando habían acabado todos los trabajos del campo y recolectado la cosecha para poder preparar la comida y la bebida de la celebración. Como dicen los letones - la mesa debía romperse de comida.

La manera más parecida de celebrar la boda como la conocemos hoy es la siguiente. Un día antes de la celebración la novia se iba con los padrinos, pero no podían irse sin cantar. Tenían una especie de conversación con los padres de la novia a través de canciones que tenían carácter humorístico. En el día de la boda la novia tenía que vestirse, pero ella lo hacía sin ganas así que los padrinos le metían prisa animándola porque tenían que llegar a la casa del novio donde les estaban esperando. Al llegar se intercambiaban las alianzas en una ceremonia y los invitados cantaban en honor de los recién casados. La madrina le daba a la novia un trozo de pan partido y el padrino le daba una jarra de cerveza al novio.

Después seguía el banquete, el baile y todos cantaban. Pasado un tiempo realizaban un rito llamado ´mičošana´ [michosana]. Es cuando en realidad los novios se convierten en casados. El rito empezaba con un baile de la novia con los chicos solteros y el novio con las chicas solteras. Después del baile a la novia le quitaba la corona y le ponían un gorrito de mujer casada (la corona se la ponían a una hermana, una pariente o una amiga soltera). Por otra parte al novio le pusieron un sombrero. 


En este momento la novia abría su baúl con el ajuar preparado dentro y daba regalos a su familia y a la del novio. Luego la pareja ofrecía  pan, queso y cerveza a todos los invitados y pasaban a la mesa a seguir comiendo.

Al segundo día todos iban a despertar a la pareja, desayunaban y la madre del marido le enseñaba la casa a la mujer. El paseo con la suegra terminaba en la chimenea donde la mujer tenía que enseñar que sabía encender el fuego. Si el fuego ardía tranquilamente, la pareja iba a vivir sin problemas y discusiones, pero si ardía con muchas chispas, sería problemático.

Al tercer día iban a ver  los establos y los campos, donde trabajaría el marido. Los invitados ayudaban a preparar el campo para la siembra y la mujer mientras tanto les preparaba la sopa de col caramelizada. Esa era la señal que la boda se había acabado y la gente tenía que irse. En el caso de que algún invitado no quisiera irse, escondería el cazo o algunos ingredientes para retrasar la preparación de la sopa.


Antes de irse los invitados tenían que pagar por la comida y la bebida, no siempre era dinero, daban lo que tenían (grano, ropa, mantas).

El verdadero final de la boda era una semana después de la ceremonia llamado ´postboda´. Este evento lo celebraban en la casa natal de la mujer. La mesa estaba llena de comida, no podía faltar nada, ponían todo lo que tenían en casa. La postboda duraba un día y con ella finalizaba la boda.

Para leer sobre las tradiciones de la boda letona de hoy en día pulsamos aquí.


Las fuentes usadas:

Kāzu rīkošana pēc senlatviešu tradīcijām

No hay comentarios:

Publicar un comentario